Diferencias entre vehículos isotermos, refrigerados y frigoríficos

Sin comentarios febrero 15, 2021

vehículos isotermos

El transporte de productos perecederos o efímeros en vehículos isotermos, refrigerados o frigoríficos es un procedimiento complejo e imprescindible si queremos mantener el valor o la calidad de la mercancía que movemos. Si no lo tenemos en cuenta, la calidad de nuestra mercancía puede verse modificada o mermada en el traslado.

En el transporte de alimentos que necesitan ser refrigerados en todo momento debe respetarse la cadena de frío. Es esencial que la temperatura del alimento que se transporta esté siempre controlada y en óptimas condiciones. Si no se hace adecuadamente, el alimento puede perder propiedades e incluso que no pueda comercializarse. Es importante conocer que el transporte de alimentos perecederos se rige por el Real Decreto 1202/05.

Para un correcto cumplimiento de la normativa, es imprescindible utilizar los vehículos más adecuados para cada tipo de producto que deba trasladarse. De esta manera, se aseguran las condiciones apropiadas para la mercancía transportada, sin que los alimentos pierdan calidad.

Para hacer el proceso correctamente y cubrir las necesidades de cada alimento o producto a transportar, es importante saber distinguir entre un vehículo isotermo, un vehículo refrigerado y un vehículo frigorífico.

Vehículos isotérmicos, refrigerados y frigoríficos

✔️ Vehículos isotermos: La principal función de los vehículos isotérmicos es imposibilitar que exista un traspaso de calor del exterior (el ambiente) al interior del vehículo. Para conseguirlo, el vehículo isotermo está equipado con una caja especial fabricada con materiales aislantes. De ese modo, todas las partes del vehículo (paredes, techo, puertas, etc.) no permiten el traspaso de calor. Hay que tener especial atención al momento de realizar la carga y descarga. Debe hacerse de forma rápida para no exponer el interior de la caja durante mucho tiempo a las temperaturas exteriores.

✔️ Vehículos refrigerados: Un vehículo refrigerado también tiene una caja aislante. La diferencia principal es que tiene también una fuente de frío que permite controlar la temperatura de la caja. Normalmente, esta fuente de frío es hielo o gas refrigerante. Deben funcionar en condiciones óptimas, siempre y cuando la temperatura exterior no sea superior a 30 grados. Existen diferentes clases de vehículos refrigerantes, según las temperaturas que alcancen. Oscilan entre -20 ºC hasta un máximo de 7 ºC.

✔️ Vehículos frigoríficos: Estos tipos de vehículos tienen un dispositivo que produce frío; además, cuentan también con una caja aislante. Su característica principal es que consiguen reducir la temperatura de la caja y mantenerla estable durante todo el trayecto.

Especialistas en vehículos refrigerados y vehículos frigoríficos

Una vez definidas las características de los distintos tipos de vehículos que existen para el transporte de mercancías, podemos determinar qué vehículo es el que se adapta mejor al producto que debemos transportar.

Si necesitas adaptar tu furgoneta para cumplir con la normativa del transporte de alimentos, contacta con nosotros al 920 25 63 31. Somos pioneros en la fabricación de equipos para vehículos isotermos.


Sin comentarios